Carta abierta a la ciudadanía sobre las #TasasJudiciales

n-TWITTER-large570

El movimiento #T

Querido ciudadano,

Seguramente ha visto Vd. en su TL de twitter con cierta frecuencia a más de un abogado lanzando mensajes a través de la red con la etiqueta #T. Y, a bien seguro siente Vd. curiosidad por saber qué significa y a que viene tanto jaleo y tanto mensaje de abogado que no se entiende muy bien. A continuación trataré de resumirle muy brevemente la cuestión. Tan sólo me gustaría que reflexionara Vd. unos minutos tras leer este artículo.

El Hashtag “#T” se ha convertido en un movimiento popular a través de las redes sociales en rechazo a la modificación de la Ley de Tasas Judiciales, como una de las iniciativas que contempla la amplia reforma legislativa que pretende imponer el ministro Gallardón. De hecho, esta ley ya se encuentra en vigor y regula un tema complejo que afecta no principalmente a los profesionales del derecho, sino al ciudadano común y su acceso a la Justicia en un amplio sentido, ya que, resumidamente, supone el tener que “pagar” para acudir a los tribunales. Es decir, que Vd. y todo hijo de vecino, además de pagar a los profesionales (abogado y procurador) que le van a asesorar, tiene que pagar desde hace un tiempo al Estado sencillamente para reclamar o hacer valer sus derechos ante los tribunales. Si, sí, tiene Vd. que pagar para ejercer un derecho que la Constitución Española le reconoce en su artículo 24 y que es conocido como derecho a la tutela judicial efectiva (seguro que ha visto esas palabras en los mensajes de los abogados #T)

Seguidamente le resumiré de forma muy breve las razones que se ofrecen para ello, pero primero debe Vd. saber que le Ley de Tasas Judiciales coloca en la misma posición a un gran banco que a una pequeña PYME, y a un ciudadano de clase media que a las grandes fortunas de este país, pues no se establecen diferencias en las tasas a pagar en función de la renta o de los ingresos del ciudadano. Y ello es todavía peor cuando litigamos contra las administraciones públicas ya que estas no tienen que pagar tasa alguna por sus actuaciones judiciales, por lo que es evidente que nuestra posición (la del ciudadano) frente a las administraciones es de clara desventaja.

Imaginemos la situación en la que tengamos que defendernos de un abuso o injusticia frente a la Administración y seamos quien tiene que pagar ¿no cree que muchos dejarán de acudir a los tribunales? O el caso en que deba Vd. enfrentarse a una entidad bancaria omnipotente a la que no le supone un problema pagar las tasas ¿estará Vd. en situación de igualdad?

Sepa Vd. también que desde que entró en vigor la Ley de Tasas la litigiosidad (o, el número porcentual de casos en que el ciudadano acude al juzgado) ha descendido notablemente; hay algunos estudios que cifran el descenso en orden al 40%. ¿Cree Vd. que las grandes empresas, los bancos o las grandes fortunas han dejado de litigar? ¿Cree Vd. que la administración va a dejar de reclamarle cualquier impuesto, tasa o sanción si, además de contar con los recursos de todos los ciudadanos, no tiene que pagar para ello? ¿Cree Vd. que si presenta un escrito en su Ayuntamiento reclamando que le devuelva lo que le cobraron indebidamente lo hará, sin más, sabiendo que si no lo hace Vd. deberá pagar para acudir a los tribunales?

Sepa Vd. también que nos han vendido la imposición de las tasas judiciales con el pretexto de la necesidad de sufragar la “Justicia Gratuita”, que es el derecho de la ciudadanía con menos recursos a defenderse y acudir a los tribunales a cargo del Estado. Pero es que resulta que la Ley de Justicia Gratuita, que se está tramitando ahora en el Congreso de los Diputados, tampoco favorece de forma suficiente y eficaz al ciudadano con menos recursos; y ello porque resulta que reconoce el derecho a justicia gratuita a colectivos que podrían muy bien sufragar los costes de un pleito o no observa criterios racionales de capacidad económica para reconocer el derecho, por citar algunas cuestiones.

Así, una familia de tres personas tendrá derecho a justicia gratuita siempre que ingrese (en su totalidad) menos de 1331,25 € mensuales y, una persona que viva sola si gana menos de 1065 € al mes. ¿De verdad creemos que estos parámetros son dignos de nuestra sociedad? ¿Va a tener que pagar abogados y procuradores todo aquel que sea, prácticamente, mileurista? ¿Alguien puede pensar que esta regulación ayuda a salir de la crisis económica? ¿Es justo pagar los desmanes de un país corrupto e incapaz con el ciudadano?

La Ley de Tasas tiene un contenido concreto que no pretendo explicarle aquí. Si es de su interés profundizar en los supuestos en que deben pagarse tasas tan sólo tiene que buscar contenidos en las redes sociales. Yo no voy siquiera a sugerirle enlaces porque este artículo no es una campaña de marketing ni tampoco política. Debe Vd. saber que los abogados y profesionales que abanderamos la campaña #T no tenemos colores, no buscamos un voto u otro, ni el beneficio propio. Tan sólo queremos que Vd. reflexione sobre todo lo anterior y, si cree de verdad que es una cuestión de todos defender los derechos del ciudadano, nos ayude con las acciones que estén a su alcance para tratar de terminar con esta normativa.

Busque los Hashtags relacionados con las tasas judiciales.

Pregunte a cualquiera de los abogados que tuitean esos mensajes tan pesados y que tienen en su avatar el símbolo rojo pequeñito “#T”.

Hable con sus amigos, vecinos, familia, y difunda este mensaje.

Retuitee los mensajes relacionados con este tema.

Conviértase en un ciudadano #T

Pero sobre todo, piense sólo dos minutos en lo que acaba de leer. Si lo hace, yo habré cumplido con la misión que me corresponde como abogado y conocedor de leyes que soy; lo demás vendrá sólo. Porque nadie puede quedarse quieto ante lo que está pasando.

Si desea conocer más sobre la brigada tuitera, puede ingresar al siguiente enlace: http://labrigadatuitera.wordpress.com/

Atentamente,

Un ciudadano #T.

Si os ha gustado el post, no olvidéis dejar vuestros comentarios y compartirlo a través de las redes sociales. Muchas gracias!

Un comentario

  1. El trabajo de gente como vosotros hace más digna la profesión de los abogados.

    Gracias

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies